Nuestras narices de grada se caracterizan por ser un producto que viene seco, calibrado y de ingeniería, siendo al igual que nuestras otras molduras, las únicas de su tipo en Chile. Se componen por un núcleo de madera finger-joint y una chapa de 2 mm de espesor, ambas de la misma madera (roble americano o caoba africana) y tenemos 3 perfiles diferente, para pisos de 12mm, 15mm y 20mm de espesor, cada cual ajustable y trabajable en obra para adaptarse a otros espesores similares. Nuestras narices de grada traen por la parte posterior una hembra que se adapta a el machihembrado de nuestras tablas de piso, generando una continuidad visual y al mismo tiempo amarra las narices con las tablas de piso, generando una grada estructuralmente firme y estable. Como casi todas nuestras molduras, las narices llegan de afuera de Chile sin terminar, lo que nos permite darle el color de tus pisos de madera, ya sea un color de línea o un color especial.